Cristianismo

Lucas 19:27 “a aquellos mis enemigos … decapitadlos delante de mí” – ¿Qué dice la Biblia?

26 Oct , 2016  

lucas-19-27
En este artículo analizaremos el pasaje Lucas 19:27 muy utilizado por muchos para tachar a Dios de un Dios sin misericordia y sanguinario, que manda a decapitar a sus enemigos.

Ver en Youtube:

Escuchar audio:



Lo primero que vamos a ver es que Lucas 19:27 forma parte de una parábola, específicamente la parábola de las 10 minas, por lo tanto no es algo literal, si no, que como toda parábola, necesita ser interpretada, tomar el versículo como algo literal para decir que debemos decapitar a nuestros enemigos es totalmente absurdo.

parabola-minas-biblia

Evidentemente, el decapitar a tu enemigo, siguiendo el ejemplo del hombre noble del que habla la parábola, más adelante veremos quién es ese hombre, va contra la misma Escritura:

Mateo 5:38-39 “Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. 39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; “

Mateo 5:43-44 “Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. 44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;

Mateo 19:17-19 “El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. 18 Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. 19 Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

Muy bien teniendo en cuenta esto, que no debemos matar, entonces ¿De que habla la parábola? bueno leámosla completa:

Lucas 19:11-27 “Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén, y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente. 12 Dijo, pues: Un hombre noble se fue a un país lejano, para recibir un reino y volver. 13 Y llamando a diez siervos suyos, les dio diez minas, y les dijo: Negociad entre tanto que vengo. 14 Pero sus conciudadanos le aborrecían, y enviaron tras él una embajada, diciendo: No queremos que éste reine sobre nosotros. 15 Aconteció que vuelto él, después de recibir el reino, mandó llamar ante él a aquellos siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo que había negociado cada uno. 16 Vino el primero, diciendo: Señor, tu mina ha ganado diez minas. 17 Él le dijo: Está bien, buen siervo; por cuanto en lo poco has sido fiel, tendrás autoridad sobre diez ciudades. 18 Vino otro, diciendo: Señor, tu mina ha producido cinco minas. 19 Y también a éste dijo: Tú también sé sobre cinco ciudades. 20 Vino otro, diciendo: Señor, aquí está tu mina, la cual he tenido guardada en un pañuelo; 21 porque tuve miedo de ti, por cuanto eres hombre severo, que tomas lo que no pusiste, y siegas lo que no sembraste. 22 Entonces él le dijo: Mal siervo, por tu propia boca te juzgo. Sabías que yo era hombre severo, que tomo lo que no puse, y que siego lo que no sembré; 23 ¿por qué, pues, no pusiste mi dinero en el banco, para que al volver yo, lo hubiera recibido con los intereses? 24 Y dijo a los que estaban presentes: Quitadle la mina, y dadla al que tiene las diez minas. 25 Ellos le dijeron: Señor, tiene diez minas. 26 Pues yo os digo que a todo el que tiene, se le dará; mas al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. 27 Y también a aquellos mis enemigos que no querían que yo reinase sobre ellos, traedlos acá, y decapitadlos delante de mí.”

Muy bien, es claro que el hombre noble de la parábola es Jesús y esta parábola la dio porque muchos pensaban que el reino se le daría en su entrada a Jerusalén, que estaba próxima a suceder, sin embargo no era así, ya que como sabemos, Él ascendió al cielo y después volverá, por eso la parábola habla de que el hombre noble se iría a un lugar lejano y que luego volvió, tal y como Jesús volverá:

Marcos 16:19Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios.”


Juan 16:7Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.”

Juan 16:22También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo.”

Jesús subió al cielo y no nos dejó solos, ya que envió al Espíritu Santo, el Consolador y prometió volver, incluso la Escritura dice que vendrán burladores cuestionando el por qué Jesús no ha vuelto si ha pasado mucho tiempo:

2 Pedro 3:9El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

Clarísimo, el Señor es paciente para que las personas puedan proceder al arrepentimiento, sabiendo esto podemos seguir avanzando en la parábola, los 3 siervos son llamados por Jesús, esto hace referencia al Tribunal de Cristo donde todos los cristianos tendremos que dar cuentas por lo que hicimos, no es un tribunal para ver si una persona se pierde en condenación eterna o se salva, es solamente para los siervos de Dios y repartir los galardones:

Romanos 14:10 “Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo.”

1 Corintios 3:13-15 “la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

1 Corintios 5:10Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. ”

Muy bien, los que compadecen ante el Tribunal de Cristo son los siervos y cada uno dará cuenta a su Señor de lo que hizo, pero aunque sus obras se quemen, o en este caso le sea quitado su galardón, serán salvos.

Esto nos permite, ahora sí, llegar a Lucas 19:27, donde el Señor manda a llamar a los que le negaron, a los que rechazaron su Reino, la parábola describe que esas personas aborrecían al Señor: “Pero sus conciudadanos le aborrecían” y rechazaban su reinado: “No queremos que éste reine sobre nosotros”  El Señor los manda a llamar y los llama enemigos y los envía a decapitar haciendo finalmente alusión al juicio de trono blanco, al cual irán todos los que le rechazaron y le negaron para ir al castigo eterno, que es a lo que hace alusión la decapitación en esta parábola:

Apocalipsis 20:11 “Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. ”

El Señor juzga finalmente a los que le rechazaron y le negaron y los envía al castigo eterno. (Si deseas profundizar sobre el tema del infierno y el lago de fuego, te invitamos a leer un artículo sobre el tema Aquí.)

Un detalle: La palabra utilizada en el original para decapitar, de acuerdo a la concordancia Strong’s es: κατασφάζω (katasphazó) cuyo significado es: matar, masacrar por lo que en su original no necesariamente habla de matarlos por decapitación.

Conclusión

Es evidente que el sacar de contexto un pasaje y querer decir con eso que Dios no es un Dios justo y que manda a decapitar a la gente, es totalmente erróneo y es desconocer las Escrituras, una parábola permite explicar algo espiritual con un ejemplo terrenal, el versículo justo antes de la parábola dice:

Lucas 19:10Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.”

Todas las personas tienen la oportunidad de aceptar o negar y rechazar a Jesús:

Apocalipsis 3:20 “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.”

Sin embargo quien lo rechaza tiene quien le juzgue, la Palabra de Verdad que se le ha predicado:

Juan 12:48El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.”

Es evidente que Dios no es un sanguinario, como lo hemos visto, Él es un Dios justo que juzgará a cada quien de acuerdo a lo que en su libre albedrío decide hacer.

acepta-a-jesus-mientras-estes-vivo

¿Deseas aceptar el regalo de la salvación que te ofrece Jesús?, entra Aquí.

Si continúas pensando que Dios es un sanguinario porque, por ejemplo, envió a matar personas en el Antiguo Testamento, te invitamos a leer un artículo sobre el tema Aquí.

Si ya eres un Hijo de Dios, te invitamos a mantenerte fiel y a vivir en santidad, un artículo sobre el tema Aquí.

Esperamos que el artículo sea de edificación.

Si lo desea, puede descargar nuestra aplicación para celulares y tabletas Play-Store-iconANDROID, que es totalmente gratis, para leer, descargar, compartir o escuchar los audios de nuestros Artículos aquí:

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.miespadaeslabiblia

MiEspadaEsLaBiblia-Google-Play-Store-2
articulos-miespadaeslabiblia-app menu-miespadaeslabiblia-app

, ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: