Cristianismo

¿Prestar dinero o ser fiador de una persona? – ¿Qué dice la Biblia?

6 Oct , 2016  

pedir-prestado-y-fiar-que-dice-la-biblia

En este artículo estudiaremos lo qué dice la Biblia, la Palabra de Dios, acerca del prestar dinero a otras personas o ser fiador de una persona. Iniciaremos estudiando el tema en el Antiguo Testamento y continuaremos a lo que dice el Nuevo Testamento.

Primero veamos ¿Cómo debemos tratar a alguien al que le hemos prestado dinero?

Éxodo 22:25  Cuando prestares dinero a uno de mi pueblo, al pobre que está contigo, no te portarás con él como logrero, ni le impondrás usura.”

De acuerdo a la Real Academia Española, logrero es: “Persona que presta dinero cobrando por ello un interés excesivamente alto.”

De igual manera usura es: “Práctica que consiste en cobrar un interés excesivamente alto por un préstamo.”

Muy bien lo primero que vemos es que sí se puede prestar dinero, pero siendo justos, es decir NO cobrando intereses excesivos a la persona a la que le prestamos.

Muy bien continuemos, ¿Cómo deben ser los préstamos de dinero a los pobres?:

Deuteronomio 15:7-11 Cuando haya en medio de ti menesteroso de alguno de tus hermanos en alguna de tus ciudades, en la tierra que Jehová tu Dios te da, no endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu mano contra tu hermano pobre, sino abrirás a él tu mano liberalmente, y en efecto le prestarás lo que necesite. 9 Guárdate de tener en tu corazón pensamiento perverso, diciendo: Cerca está el año séptimo, el de la remisión, y mires con malos ojos a tu hermano menesteroso para no darle; porque él podrá clamar contra ti a Jehová, y se te contará por pecado. 10 Sin falta le darás, y no serás de mezquino corazón cuando le des; porque por ello te bendecirá Jehová tu Dios en todos tus hechos, y en todo lo que emprendas. 11 Porque no faltarán menesterosos en medio de la tierra; por eso yo te mando, diciendo: Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra.”

Muy bien, es claro, al pobre debemos prestarle y no debemos cerrar nuestras manos a ellos y debemos prestarles lo que NECESITEN, lo que necesiten, es decir no prestándoles para que lo despilfarren, si no para que adquieran cosas que NECESITEN, lo que se presta al pobre es lógico que, muy probablemente, nunca te lo pagará, quien te lo pagará será DIOS, él te bendecirá por prestar sabiendo que a quien le prestas no te lo podrá pagar.

Muy diferente es una persona que una vez que le prestas tiene el dinero para pagarte y no lo hace, a quienes hacen eso la Escritura los llama:

Salmos 37:21 “El impío toma prestado, y no paga; Mas el justo tiene misericordia, y da.”

Los justos dan por misericordia y los impíos son los que no pagan.

Veamos de nuevo que por misericordia es que se presta:

Salmos 37:26 “En todo tiempo tiene misericordia, y presta; Y su descendencia es para bendición.”

Y de nuevo está la bendición para quien lo hace. Dios es quien paga el préstamo que das a los pobres:

Proverbios 19:17A Jehová presta el que da al pobre, Y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar.”

Quien pide prestado se hace siervo del que le presta:

siervo-del-que-te-presta

Proverbios 22:7 “El rico se enseñorea de los pobres, Y el que toma prestado es siervo del que presta.”

Por eso si estás en una necesidad, debes tener mucho cuidado de a quién le pides prestado, preferiblemente que sea a un hermano conocedor de la Palabra y del trato que se le debe dar a quien le presta y de igual manera tu ser justo con tu deuda y pagarla. Ahora vamos al Nuevo Testamento, para ver lo que se nos enseña:

Jesús confirma que debemos prestar dinero:

Mateo 5:42Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses.”

Pero Él mismo añade que NO debemos prestar esperando que el dinero nos será devuelto, porque entonces NO tendremos ningún mérito por hacerlo:

Lucas 6:34-36 “Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto. 35 Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos. 36 Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso. ”

El pasaje que acabamos de leer es de suma importancia y es bastante claro, si le vas a prestar a alguien, debes prestar pensando en que ese dinero NUNCA volverá, por eso tú como cristiano debes valorar muy bien lo que vas a prestar pensando precisamente en que no volverá.

Los pecadores igual prestan a los pecadores, la diferencia es que el pecador hostigará a la otra persona para que le pague aunque no tenga de donde sacar. En cambio el cristiano es misericordioso y sabe que si esa persona al final no le paga, quien le pagará será Dios.

Ahora, debemos ser sabios de a quién y para qué se usa el dinero que prestamos, debemos prestar para NECESIDADES del hermano, no para lujos, no para vicios, no para cualquier otra cosa que no tenga que ver con alguna necesidad del hermano.

Ahora vamos a ver el tema de salir fiador de alguien, es decir que si la persona que hace un préstamo no puede pagar, entonces nos lo pueden cobrar a nosotros.

La respuesta a la pregunta: ¿Puede un cristiano salir fiador de alguien o fiar a alguien? Es un rotundo NO, ni siquiera ser fiador de un verdadero amigo:

fiar-que-dice-la-biblia

Proverbios 6:1-2 “Hijo mío, si salieres fiador por tu amigo, Si has empeñado tu palabra a un extraño, Te has enlazado con las palabras de tu boca, Y has quedado preso en los dichos de tus labios.”

Hacer tal cosa es ser falto de entendimiento:

Proverbios 17:18 “El hombre falto de entendimiento presta fianzas, Y sale por fiador en presencia de su amigo.”

Mucho menos fiar a un extraño que apenas conoces o empiezas a conocer:

Proverbios 11:15 “Con ansiedad será afligido el que sale por fiador de un extraño; Mas el que aborreciere las fianzas vivirá seguro.”

En fin la respuesta rotunda es:

Proverbios 22:26NO seas de aquellos que se comprometen, Ni de los que salen por fiadores de deudas.”

no-fiar-a-nadie-atentamente-dios

Conclusión

La Palabra de Dios es bastante clara, en el Antiguo Testamento vemos como debemos prestar y cobrar justamente y debemos tener misericordia y prestar a los pobres (aún a sabiendas de que no te pagaran).

Jesús en el Nuevo Testamento lo confirma y explica que se debe prestar no esperando cobrar, porque los pecadores hacen eso y no tenemos ningún mérito si préstamos para recibir de nuevo.

Un contundente NO a salir fiador de alguien, incluso la Palabra de Dios dice que ni a los amigos. Si eres fiador de alguien busca las formas de salirte de ese error que cometiste.

Ahora bien, si se da el caso que prestaste dinero a alguien y esa persona sí puede pagarte y no lo hace, la Escritura es clara, esa persona es un impío, nuestra recomendación, si es tu caso, que le prestaste a un amigo o hermano algo y no te pagó es: ponlo en manos de Dios, y dile abiertamente a la persona: “Sé que me puedes pagar y no lo haces, bueno yo no voy a hacer el que te cobre ese dinero día con día, no voy a perder mi tranquilidad por esto, Dios se encargará”. Estamos seguro que Dios te bendecirá de otra manera por ello más bien pide por ese impío para que no le sea tomado por pecado.

Esperamos que este artículo sea de edificación, Dios te bendiga.

Si lo desea, puede descargar nuestra aplicación para celulares y tabletas Play-Store-iconANDROID, que es totalmente gratis, para leer, descargar, compartir o escuchar los audios de nuestros Artículos aquí:

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.miespadaeslabiblia

MiEspadaEsLaBiblia-Google-Play-Store-2
articulos-miespadaeslabiblia-app menu-miespadaeslabiblia-app

, , , , ,


6 Respuestas

  1. Rolando Dominguez dice:

    Ecxelente explicación ahora entiendo cómo dios paga en vez de los deudores y aún no soy Cristiano gracias

  2. alma garcia dice:

    ya se sabe de antemano que las personas abusibas Dios les de su merecido, asi como tambien a las personas justas
    por eso no hay que hacer cosas que parezcan buenas siendo que no lo son, en si en lo personal yo se cuando estoy actuando bien o mal a los ojos de Dios.

  3. Martín Salinas dice:

    Qué espectacular esta explicación. Dios bendiga a todos los miembros de MI ESPADA ES LA BIBLIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: