Adventistas,Cristianismo,Testigos de Jehová

¿Qué sucede cuando un cristiano muere, va al cielo, al paraíso en el Hades, o duerme? – ¿Qué dice la Biblia?

1 Jun , 2016  

el-alma
En este artículo analizaremos a la luz de la Escritura qué sucede después de morir y dónde están los muertos en este momento.

Primero analizaremos la historia que el mismo Jesús narra acerca de dos hombres, uno pobre y uno rico:

Abraham-Lázaro
Lucas 16:19-31 “Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30 Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.”

Vemos que Jesús habló de dos lugares en lo profundo de la tierra, que estaban a la par, separados por una gran sima.  (Si deseas profundizar en el tema del Hades, Seol, Infierno, abismo. Tartarus y el lago de fuego te invitamos a leer este artículo: Seol, Hades, Infierno, Tartarus, Abismo, Lago de Fuego – ¿Qué dice la Biblia? Aquí.)

Escudriñemos más este pasaje, en primer lugar no es una parábola, como algunos afirman para decir que esos lugares no existen realmente, es decir una historia no cierta para enseñar algo, por varios motivos:

1 – Cuando se habla en parábolas no se usan nombres de personas, en esta historia el hombre se llamaba Lázaro, también se menciona a Abraham, ambos nombres de personas.
2- Cuando Jesús hablaba en parábolas sus discípulos le preguntaban su significado y le pedían que Él se las explicara, este no es el caso de esta historia, Jesús no da una explicación posterior de lo que quiso decir.
3- Una parábola siempre es un ejemplo de algo que sucede en la tierra para explicar algo espiritual, pero acá se habla lo que se cuenta es una historia real.

Continuemos, un detalle que podemos observar es que los recuerdos de las personas no se pierden al morir, vemos como el rico sabía quién era él y también sabía que tenía hermanos vivos. Otro punto es que reconoció tanto a Lázaro como Abraham, a Lázaro lo conocía cuando viviía, pero a Abraham nunca lo había visto. Esto lo que nos indica es que al morir podremos reconocer a las otras personas.

Vimos cómo tanto el rico como el pobre murieron, y sus cuerpos regresaron al polvo y el espíritu de vida regresó a Dios, pero su alma, continúa permanentemente, porque el alma es eterna, si deseas escudriñar más sobre la eternidad del alma te invitamos a leer este artículo: ¿Qué es el alma? – ¿Qué dice la Biblia? Aquí.

Recordemos que somos un alma, vivimos en un cuerpo y tenemos el espíritu de vida.

Génesis 2:7 “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.”

Sabemos que el cuerpo regresa al polvo al morir:

Génesis 3:19 “Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.”

Sabemos que el espíritu de vida regresa a Dios cuando morimos:

Eclesiastés 12:6-7 “antes que la cadena de plata se quiebre, y se rompa el cuenco de oro, y el cántaro se quiebre junto a la fuente, y la rueda sea rota sobre el pozo; y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio

Al estudiar la muerte de Jesús vemos que Él le dijo al Padre que en sus manos entregaba su espíritu:

Lucas 23:46 “Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró.”

Sabemos que Jesús no fue directamente al Padre al morir, si no que entregó su espíritu al Padre y murió. Cuando toda persona muere su espíritu vuelve al Padre.

Muy bien, entonces sabemos que una persona al morir o iba al seno de Abraham o al lugar de castigo en el Hades. Los dos ubicados en el mismo lugar, separados por una sima y no se podía pasar de un lugar a otro.

Hasta este momento no se habla de que cuando morimos vamos al cielo directamente, porque ni siquiera Jesús había subido al cielo y sabemos que Él es la primicia en el cielo, es decir nadie entró antes que Él:

1 Corintios 15:20 “Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.

Juan 3:13Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.”

Apocalipsis 1:5  “y de Jesucristo el testigo fiel,  el primogénito de los muertos,  y el soberano de los reyes de la tierra.  Al que nos amó,  y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, “

Pablo y Juan enseñaron que nadie había subido al cielo antes que Jesús, Él es el primero en subir al Padre. Muy bien, pero cuando Jesús muere no va inmediatamente al Padre, recordemos que Él resucitó hasta el tercer día:

Mateo 17:23 “y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron en gran manera.”

Marcos 10:34 “y le escarnecerán, le azotarán, y escupirán en él, y le matarán; mas al tercer día resucitará.”

Muy bien, entonces Jesús muere y su espíritu va al Padre y su cuerpo al sepulcro:

Lucas 23:55Y las mujeres que habían venido con él desde Galilea, siguieron también, y vieron el sepulcro, y cómo fue puesto su cuerpo.

Acá haremos un alto, los Testigos de Jehová y adventistas enseñan que cuando morimos dormimos y nada sabemos, como un tipo de estado de hibernación, veamos algunos de los pasajes que utilizan:

Eclesiastés 9:5Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido.

2 Crónicas 9:31Y durmió Salomón con sus padres, y lo sepultaron en la ciudad de David su padre; y reinó en su lugar Roboam su hijo.”

2 Reyes 8:24Y durmió Joram con sus padres, y fue sepultado con ellos en la ciudad de David; y reinó en lugar suyo Ocozías, su hijo.”

Entonces ¿Los que mueren en Cristo están dormidos?, la respuesta es NO, primero ya leímos Lucas 16 en donde tanto el hombre rico, como Lázaro, como Abraham estaban despiertos y no durmiendo o en un estado de inconsciencia (“Estado de la persona que ha perdido el conocimiento y por ello la capacidad de percibir y darse cuenta de lo que le rodea.”).

Recordemos que el contexto del pasaje donde se dice que los muertos nada saben, habla de lo que sucede debajo del sol, es decir de lo que pasa en la tierra, lo que en ese momento describía Salomón era lo que él veía de los seres humanos en la tierra, por ejemplo la vanidad, ese es el contexto del pasaje, en ningún momento habla de un estado de hibernación donde las almas duermen, si no iría en contra de la historia contada por el mismo Jesús.

Otro de los famosos versículos utilizados por quienes dicen que dormimos al morir es cuando Jesús resucita a Lázaro:

Juan 11:11Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle.

Sin embargo si leemos un poco más los discípulos pensaron que solamente dormía y por eso se podía despertar, pero Jesús les aclaró que sí estaba muerto:

Lázaro-ven-fuera

Juan 11:11-14Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. 12 Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará. 13 Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. 14 Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto;

Jesús resucitó a Lázaro, pero no significa esto que el alma de Lázaro estaba inconsciente. Como veremos más adelante, siempre que se habla de resucitar es cuando el alma vuelve al cuerpo.

El mismo Daniel utiliza la palabra despertar cuando se refería a la resurrección:

Daniel 12:2Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.

La resurrección será cuando nuestras almas se unan a un nuevo cuerpo que nos será dado, como veremos más adelante. Veamos otros pasajes donde el alma está consciente:

MOISÉS-Y-ELÍAS

Mateo 17-1:8 “Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto; y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz. Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él. Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías. Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd. Al oír esto los discípulos, se postraron sobre sus rostros, y tuvieron gran temor. Entonces Jesús se acercó y los tocó, y dijo: Levantaos, y no temáis. Y alzando ellos los ojos, a nadie vieron sino a Jesús solo. ”

Moisés ya había muerto y Elías había sido arrebatado vivo, ambos estaban conscientes cuando se reunieron con Jesús porque hablaban con Él, otro detalle, al igual que como el rico reconoció a Abraham, Pedro reconoció a Moisés y a Elías aunque nunca los había visto dijo “hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías.”

Dios mismo dijo que Él era es un Dios de vivos no de muertos:

Mateo 22:31-32 “Pero respecto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios, cuando dijo: 32 Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos.

Dios no es Dios de hombres muertos que están en una tumba en un estado inconsciente si no que están vivos, tal y como vimos a Abraham junto a Lázaro en el paraíso y Moisés y a Elías hablando con Jesús y ahora se nombra también a Isaac y Jacob.

Veamos otro ejemplo, cuando Saúl va donde una adivina a pedirle consultar a Samuel que ya había muerto:

Samuel-Saúl

1 Samuel 28:7-17 “Entonces Saúl dijo a sus criados: Buscadme una mujer que tenga espíritu de adivinación, para que yo vaya a ella y por medio de ella pregunte. Y sus criados le respondieron: He aquí hay una mujer en Endor que tiene espíritu de adivinación. Y se disfrazó Saúl, y se puso otros vestidos, y se fue con dos hombres, y vinieron a aquella mujer de noche; y él dijo: Yo te ruego que me adivines por el espíritu de adivinación, y me hagas subir a quien yo te dijere. Y la mujer le dijo: He aquí tú sabes lo que Saúl ha hecho, cómo ha cortado de la tierra a los evocadores y a los adivinos. ¿Por qué, pues, pones tropiezo a mi vida, para hacerme morir? 10 Entonces Saúl le juró por Jehová, diciendo: Vive Jehová, que ningún mal te vendrá por esto. 11 La mujer entonces dijo: ¿A quién te haré venir? Y él respondió: Hazme venir a Samuel. 12 Y viendo la mujer a Samuel, clamó en alta voz, y habló aquella mujer a Saúl, diciendo: 13 ¿Por qué me has engañado? pues tú eres Saúl. Y el rey le dijo: No temas. ¿Qué has visto? Y la mujer respondió a Saúl: He visto dioses que suben de la tierra. 14 El le dijo: ¿Cuál es su forma? Y ella respondió: Un hombre anciano viene, cubierto de un manto. Saúl entonces entendió que era Samuel, y humillando el rostro a tierra, hizo gran reverencia. 15 Y Samuel dijo a Saúl: ¿Por qué me has inquietado haciéndome venir? Y Saúl respondió: Estoy muy angustiado, pues los filisteos pelean contra mí, y Dios se ha apartado de mí, y no me responde más, ni por medio de profetas ni por sueños; por esto te he llamado, para que me declares lo que tengo que hacer. 16 Entonces Samuel dijo: ¿Y para qué me preguntas a mí, si Jehová se ha apartado de ti y es tu enemigo? 17 Jehová te ha hecho como dijo por medio de mí; pues Jehová ha quitado el reino de tu mano, y lo ha dado a tu compañero, David.”

Sabemos que siempre que un adivino consulta a los muertos a quien realmente consulta es a demonios y quienes le dan información al adivino que solo la persona que consulta conoce para sorprenderlo y que quede admirado son los mismos demonios. Si consideras que consultar a los muertos está bien, te invitamos a leer este artículo: Adivinación, hechicería, astrología, hablar con muertos. ¿Qué dice la Biblia? Aquí.

Ahora, en este caso particular, el demonio no habló a través de la adivina como siempre sucede en estas sesiones espiritistas, si no que ella se sorprendió al ver que venía Samuel y quien habló con Saúl no fue un demonio por medio de la adivina, como siempre sucede cuando el demonio entra en la adivina para hablar por medio de su boca,  si no el mismo Samuel fue el que habló. Esto demuestra que Samuel no estaba en un estado de hibernación dormido, porque lo que el mismo Samuel le dijo a Saúl se cumplió, le dijo que moriría al día siguiente y así fue.

La palabra utilizada para dormir es:

1- En hebreo, en el Antiguo Testamento: שָׁכַב durmió, durmiere, dormir, acostarse, descansar, reposar

2- En griego, en el Nuevo Testamento: Κοιμάομαι durmieron, durmiendo, duerme, sueño, dormirse, morir.

Vemos como la palabra utilizada también puede significar descansar, reposar, morir, de hecho es muy común escuchar frases en la actualidad como “reposa en el Señor”, “ya tiene descanso en el Señor”, lo mismo aplicaba en Israel cuando se referían  a que una persona durmió en el Señor, así que tratar de tomarla literal busca solamente tratar de crear una doctrina errónea, que además va en contra de pasajes que ya hemos visto y que veremos más adelante.

Otro detalle, leamos el siguiente versículo:

Hebreos 9:27 “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,”

No dice que es dado a los hombres que mueran una sola vez, duerman y después al juicio, si no que después de morir al juicio, por eso es que nuestra alma o va para el castigo en el Hades o al cielo como veremos más adelante. Otro detalle a destacar es que la Escritura dice que el hombre muere UNA SOLA VEZ, no reencarnamos en nada y nacemos y morimos en reiteradas ocasiones. Si crees en la reencarnación te invitamos a leer este artículo: ¿Reencarnación? ¿Qué dice la Biblia? Aquí.

Como último recurso para decir que dormimos y no vamos al paraíso algunos dicen que Lucas 23:43

Lucas 23:43Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

Está mal traducido y se debería traducir como:

“Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy : que estarás conmigo en el paraíso”

Es decir quitan la palabra “que” y ponen “:” antes del hoy para decir que Jesús no le dijo que hoy mismo estaría con Él en el paraíso, si no, que hoy le dijo que en un futuro cercano estaría en el paraíso, esto para tratar de sostener su postura de que dormimos al morir.

Su argumento para hacer esto, es que dicen que en el hebreo no hay signos de puntuación por tanto ahí van dos puntos (si en el hebreo no hay signos de puntuación entonces de dónde sacaron que ahí por fuerza van dos puntos, no lo sabemos), sin embargo bajo este argumento podríamos poner comas, puntos y aparte, punto y seguido, dos puntos, en fin cualquier símbolo de puntuación donde nos plazca y dar a la Escritura nuevos significados como intentan hacer, pero entonces resolvamos esto de la siguiente manera, leamos el pasaje sin signos de puntuación tal y como en el hebreo y no importa, quitemos la palabra “que”, y veamos que nos da a entender el pasaje :

“Entonces Jesús le dijo de cierto te digo hoy estarás conmigo en el paraíso”

Se entiende exactamente lo mismo, ese día el ladrón estaría con Jesús en el paraíso, por más que quieran alterar la Escritura, de hecho una de las traducciones más antiguas encontradas el Codex Sinaiticus, con más de 1600 años de antigüedad, vemos que dice:

“τη βαϲιλια ϲου κ(αι) ειπεν αυτω α μην λεγω ϲοι ϲη μερον μετ εμου  εϲη εν τω παρα διϲω”

Al traducirlo palabra por palabra al español es:

Y él le dijo de cierto te digo el día de hoy estarás conmigo en el paraíso .

Lucas23-43

Muy bien, aclarado eso, vamos a analizar ese versículo, al momento en que Jesús muere en la cruz, antes de entregar su espíritu al Padre, le hizo una promesa al ladrón:

Lucas 23:43Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

Ya vimos que Jesús no resucitó si no al tercer día y veremos más adelante que no subió al Padre sino hasta 40 días después de haber resucitado, porque estuvo 40 días entre nosotros, pero entonces ¿A dónde llevó al ladrón Jesús? ¿A cuál paraíso si no es el cielo? Es evidente que hablaba del paraíso en el Hades conocido como el seno de Abraham. Veamos los pasajes que indican que Jesús descendió a ese lugar al morir:

 Efesios 4:9-10 “Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? 10 El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.”

1 Pedro 3:18-20 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; 19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, 20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.”

Vemos que Jesús cumple su promesa al ladrón de llevarlo al paraíso, era el paraíso ubicado en el Hades, el seno de Abraham, además Pedro explica que Jesús predicó a los espíritus encarcelados, lo que implica que Jesús no durmió y se quedó en un estado de hibernación al morir hasta resucitar al tercer día, otro punto más en contra de la falsa doctrina de que al morir estamos inconscientes.

Veamos ahora cómo después de resucitar Jesús no fue al cielo directamente, si no que estuvo 40 días en la tierra con su cuerpo resucitado:

Juan 20:17 “Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.”

Juan 20:29Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.

Hechos 1:3 “a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.”

Después de 40 días, Jesús ascendió a los cielos

Hechos 1:9-11 “habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. 10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, 11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. ”

Muy bien, fue hasta ese momento es que Jesús ya sube al cielo y se nos da la promesa de que volverá:

1 Pedro 3:22 “quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades”

Hebreos 8:1 “Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos,”

Juan 14:1-3 “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. 2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. ”

Hebreos 1:3 “el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,”

Juan 14:18-19 “No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. 19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis. ”

Gloria a Dios por esa promesa. Muy bien, sabemos que Jesús está en el cielo y que vendrá por nosotros. Sabemos que Él murió y descendió al Hades y cumplió la promesa al ladrón y después resucitó y 40 días después ascendió al cielo. En este punto puede surgir la siguiente pregunta: ¿Qué pasó con el paraíso o seno de Abraham en el Hades, seguimos yendo allí si morimos en Cristo a esperar el regreso de Él o vamos al cielo donde Jesús está?

Sabemos que existe una postura que dice que al morir en Cristo seguimos yendo al paraíso en el Hades esperando que Cristo venga, y que hasta que venga en el arrebatamiento estaremos con Él, sin embargo no es nuestra postura, respetamos esa postura, mas no la compartimos. ¿Por qué? Lo veremos más adelante, debemos aclarar algo antes de exponer esta postura y es que tanto si el paraíso está en el Hades y debemos esperar por Jesús allí o morimos y vamos directo al cielo con Jesús, no es un tema de salvación, es decir, porque alguien considere una u otra postura no implica que es un verdadero cristiano o no, cualquiera de las dos que sea la verdad no cambia la promesa de nuestro Señor Jesucristo de venir por nosotros para estar una eternidad junto a Él.

Primero veamos que el mismo Pablo tenía muy claro que al morir se reuniría con Jesús, observemos los pasajes, Pablo dice que al partir estaría con Cristo:

Filipenses 1:23 “Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor;”

Si Cristo está en el cielo y Pablo habla de estar con Él, es evidente que estaremos en el cielo. Pablo habla de estar ausentes en el cuerpo y presentes al Señor:

2 Corintios 5:6-9“Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor (porque por fe andamos, no por vista); pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor. Por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables. ”

Además afirma que al salir del cuerpo estaremos junto  al Señor:

2 Corintios 5:8: “pero estamos confiados, aunque más preferimos salir del cuerpo y estar junto al Señor”.

Si estaremos junto al Señor, y Jesús está en el cielo, es evidente que estaremos en el cielo. Si Pablo sabía que iba a estar en el paraíso del Hades y no con Cristo que está en el cielo entonces ¿Por qué enseño que al morir estaría con Cristo? ¿Por qué no dijo que prefería ir al paraíso en el Hades y esperar allí a Cristo, en vez de decir que estar con el Señor?

Sabemos que Jesús venció a la muerte, porque resucitó:

1 Corintios 15:55-57 “¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? 56 ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. 57 Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.”

Cristo dijo que las puertas del Hades no prevalecerán contra la iglesia:

Mateo 16:18 “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.”

Si todavía tuviéramos que esperar en el paraíso en el Hades, como una parada en un lugar intermedio, para ver a Jesús de nuevo, entonces no podríamos salir del Hades sino hasta el arrebatamiento, por ende las puertas del Hades aún seguirían prevaleciendo contra nosotros, pero recordemos quien tiene las llaves del Hades:

Apocalipsis 1:18 “y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.”

Adicionalmente:

Efesios 4:8-9Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? “

Y recordemos quien es el camino al Padre:

Juan 14:6Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

Entonces tenemos la misma esperanza que tuvo Pablo, al morir encontrarnos con nuestro Señor Jesucristo.

Otra pregunta que surgiría si el paraíso aún estuviera en el Hades sería: ¿Qué sucede con las personas que mueren después del arrebatamiento durante los 7 años de tribulación y se arrepintieron a dónde irían? Sabemos que al paraíso en el Hades no, porque el Hades será lanzado al final de la tribulación al lago de fuego que arde eternamente junto a todas las personas que están allí:

Apocalipsis 20:13-14Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.

La postura que indica que el paraíso aún está en el Hades no explica qué sucede con los que mueren en ese tiempo, bajo esa postura en el arrebatamiento el paraíso en el Hades quedaría vacío, pero ¿Los que mueren en la tribulación de 7 años y se arrepintieron y no se pusieron la marca a dónde irían?

Si en cambio nuestra alma se encuentra con el Señor en el cielo, que es la postura que mantenemos, sí se podría explicar que irían al mismo lugar que los que murieron en Cristo antes, de hecho durante la tribulación vemos a  almas en el cielo cuando mueren:

Apocalipsis 6:9-11 “Cuando abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían muerto por causa de la palabra de Dios y del testimonio que tenían. 10 Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? 11 Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.”

El altar de Dios está en los cielos y allí estarán esas almas de personas que mueren durante la tribulación (quinto sello). De nuevo vemos acá que las almas no duermen en un estado inconsciente, porque estas almas preguntaban a Dios ¿Cuándo juzgará a los moradores de la tierra?, un argumento más en contra de los que dicen que dormimos de forma inconsciente al morir.

Éstas almas no fueron al paraíso en el Hades, después de morir a esperar la segunda resurrección si no que ya estaban en el cielo.

Vamos a estudiar las referencias al paraíso en la Escritura para ver si se nos indica que exista algún paraíso donde están las almas en el cielo o si la única mención de un paraíso es el que está en el Hades. Recordemos las palabras de Jesús:

Lucas 23:43Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

La palabra utilizada en el original griego es: παραδείσῳ (par-ad’-i-sos)  que significa literalmente paraíso, esa palabra solamente aparece 2 veces más en el Nuevo Testamento, en un momento veremos esos pasajes y en dónde se encuentra ese paraíso.

Antes de continuar queremos ver un versículo antes de la promesa del paraíso al ladrón, para ver cuál fue realmente la petición del ladrón a Jesús:

Lucas 23:42Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.”

El ladrón conocía que Jesús volvería, por eso le pidió que se acordara de Él cuando volviera de nuevo como había prometido antes (arrebatamiento), pero Jesús no le dice que se acordaría de Él en su regreso, si no que “hoy estarás CONMIGO en el paraíso”. El ladrón no tuvo que esperar para estar en el paraíso en ese mismo momento, el cual se ubicaba en el Hades.

Muy bien, veamos los pasajes del paraíso en el Nuevo Testamento, después de la ascensión de Cristo al cielo:

2 Corintios 12:3-4 “.”Ciertamente no me conviene gloriarme; pero vendré a las visiones y a las revelaciones del Señor. Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), que fue arrebatado al paraíso (παραδείσῳ), donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar”

Vemos que Pablo menciona a un hombre, que fue arrebatado al tercer cielo, entendemos que fue él, pero no quiere jactarse de eso, sabemos que es donde está el trono de Dios, el primer cielo es el cielo atmosférico, el segundo cielo es el espacio exterior que incluye las estrellas, los planetas, etc. Y en el tercer cielo es donde está el trono de Dios y donde ascendió Jesús.

Es claro que este paraíso no está en el Hades, porque Pablo habla del cielo de Dios. Veamos la tercera aparición de la palabra Paraíso en el Nuevo Testamento:

Apocalipsis 2:7 “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en MEDIO del paraíso (παραδείσῳ) de Dios.”

“del paraíso de Dios” si este pasaje hablara del paraíso del Hades, eso implicaría que Dios no está en el cielo si no en la tierra, y eso sería una aberración, por eso sabemos que ese paraíso no es el que está en el Hades. Se nos da un detalle más, el árbol de la vida está en MEDIO del paraíso y ese detalle es muy importante y nos permite aclarar dónde está el paraíso.

Recordemos que el árbol de la vida se menciona inicialmente en el huerto del Edén del cual Adán y Eva fueron expulsados y estaba en el MEDIO del huerto al igual que leímos que estaba en el MEDIO del paraíso en Apocalipsis 2:7:

arbol-vida

Génesis 2:9 “Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en MEDIO del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.”

Vemos que en medio del huerto estaba el árbol de la vida y se expulsa a Adán y Eva de ese huerto para que no puedan entrar más ni comer del árbol de la vida:

Génesis 3:22Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.

Génesis 3:24Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.

Se menciona al árbol de la vida en el Edén y también en el paraíso, pero más adelante en Apocalipsis también se menciona en el MEDIO de la calle de la ciudad santa:

Apocalipsis 22:1-5Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. 2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. 3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, 4 y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. 5 No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.

Apocalipsis 22:14 “Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.”

Sabemos que la cuidad, la nueva Jerusalén, está en el cielo porque descenderá cuando se formen cielo nuevo y tierra nueva:

Apocalipsis 21:1-2Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.

(Si deseas conocer más sobre la Nueva Jerusalén, te invitamos a leer este artículo: La nueva Jerusalén – ¿Qué dice la Biblia? Aquí.)

Es claro que ese paraíso está en el cielo, no es el mimo del Hades. Continuando con el tema, acá la pregunta sería, ¿Se equivoca Pablo al afirmar que el paraíso está en el tercer cielo? ¿Para qué un paraíso en el cielo, si las almas van al Hades al morir aquí en las profundidades de la tierra?

Una pregunta muy válida en este punto del artículo sería: Muy bien morimos y vamos al cielo, pero entonces ¿Qué sentido tendría que Jesús venga por nosotros de nuevo en el arrebatamiento si ya estamos en un lugar en el cielo?

La respuesta a esta pregunta en realidad es sencilla, lo que está ahorita en el cielo es el alma de las personas que murieron en Cristo, en un lugar que está en el cielo. Sin embargo los cuerpos de todas esas almas están en el polvo de la tierra. Recordemos que cuando Jesús resucitó tenía un nuevo cuerpo, con características especiales, las almas de los que han muerto aún no han resucitado, sino hasta que reciban un nuevo cuerpo en el arrebatamiento, como vimos antes siempre la resurrección es cuando el alma vuelve al cuerpo.

Siempre que una persona tiene un accidente y muere por algunos minutos, es decir su alma ya no está en el cuerpo y esa persona al cabo de algunos minutos despierta se dice que estaba muerto y resucitó. Todas las experiencias de las personas que han estado muertas por algunos minutos, sin excepción, hablan de que estaban conscientes, no durmieron si no que solamente salieron del cuerpo, incluso algunos mencionan que al salir del cuerpo podían ver a su propio cuerpo cuando partían y lo que sucedía.

Ahora veamos algunas de las características del cuerpo resucitado de Cristo después de 3 días:

Podía atravesar paredes:

Juan 20:19 “Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros.”

Se podía tocar:

Juan 20:27 “Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.”

Podía comer:

Juan 21:5,13 “Y les dijo: Hijitos, ¿tenéis algo de comer? Le respondieron: No. “ “Vino, pues, Jesús, y tomó el pan y les dio, y asimismo del pescado. 14 Esta era ya la tercera vez que Jesús se manifestaba a sus discípulos, después de haber resucitado de los muertos.

Cuando nuestras almas van al paraíso en el cielo, aún no hemos resucitado como Cristo que recibió un nuevo cuerpo, pero el día del arrebatamiento ésas almas junto a las que viven recibirán un nuevo cuerpo y serán resucitados como Cristo resucitó. (Si no sabes que es el arrebatamiento te invitamos a leer este artículo: El arrebatamiento – ¿Qué dice la Biblia? Aquí.)

1 Corintios 15:51-52: “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados 53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. 54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.

Recordemos que nuestros cuerpos mortales no pueden heredar el reino de Dios, por eso necesitamos nuevos cuerpos:

1 Corintios 15:50 “Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción.”

Es en el momento del arrebatamiento que somos resucitados y se nos da un nuevo cuerpo, al morir nuestro cuerpo quedó en el polvo de la tierra y nuestra alma subió al cielo, pero necesitamos recibir nuestros nuevos cuerpos para resucitar al igual que los que viven serán transformados, esa es la resurrección que esperan las almas en los cielos.

¿Entonces las almas que están en este momento en el cielo tendría que venir con Jesús en el arrebatamiento para que se les de sus nuevos cuerpos, como Cristo cuando resucitó? Correcto:

1 Tesalonicenses 4:13-18  “Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él 15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. 18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras. ”.

Los que estaban vivos estaban tristes por los que ya habían muerto, pero Pablo les aclara que “Traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él” y que ellos resucitarán primero que los que viven en ese momento. Jesús traerá a los que durmieron en él primero en el arrebatamiento y tanto ellos como los que estén vivos resucitarán y recibirán nuevos cuerpos por eso es necesario que nuestros cuerpos resuciten incorruptibles.

arrebatamiento2

A partir de ese momento de la resurrección estaremos siempre con el Señor:

1 Tesalonicenses 5:9-10 “Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, 10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él.”

Juan 6:39-40 “Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. Y esta es la voluntad del que me ha enviado: que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero”.

Juan 11:25-26 – “Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente.

Es claro también que no hay un lugar intermedio para las almas como el purgatorio o el limbo para los bebés no bautizados, como enseña el catolicismo, de esos lugares la Escritura, la Palabra de Dios no menciona nada. (Si crees en el purgatorio te invitamos a leer este artículo: ¿El purgatorio Existe? ¿Se explica en la Biblia? Aquí. )


Conclusión

En este artículo estudiamos que en el momento en que morimos nuestro espíritu de vida vuelve a Dios y nuestro cuerpo de carne regresa al polvo de la tierra.

Estudiamos que antes de que Jesús ascendiera a los cielos las almas iban a un lugar llamado paraíso que estaba en el Hades, también conocido como seno de Abraham, ubicado en las profundidades de la tierra y los que morían sin Cristo van a un lugar de tormento en el Hades.

Vimos como Jesús al resucitar le fue dado un nuevo cuerpo, mismo que los que han muerto no tienen aún, puesto que su resurrección será en el arrebatamiento cuando reciban al Señor en las nubes. Actualmente los que han muerto en Cristo no han resucitado, su alma está en la presencia de Jesús, ya no en el Hades, pero aún no se les ha dado un nuevo cuerpo incorruptible.

Estudiamos como las almas al morir no pasan a un estado inconsciente y solo viven en la mente de Dios como algunos enseñan, si no que están con todos sus sentidos en la presencia del Señor esperando el momento de resucitar en sus nuevos cuerpos y estar para siempre con el Señor.

Los cristianos tenemos la promesa que un día resucitaremos para estar una eternidad con el Señor, motivémonos en esa esperanza:

1 Corintios 2:9 “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman

Esperamos que este artículo sea de edificación

Si lo desea, puede descargar nuestra aplicación para celulares y tabletas Play-Store-iconANDROID, que es totalmente gratis, para leer, descargar, compartir o escuchar los audios de nuestros Artículos aquí:

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.miespadaeslabiblia

MiEspadaEsLaBiblia-Google-Play-Store-2
articulos-miespadaeslabiblia-app menu-miespadaeslabiblia-app

, , , , , , , , , , , , , ,


17 Respuestas

  1. Jorge Valverde dice:

    Excelente estudio hermanos como siempre, gracias por el aporte, en especial yo siempre había tenido esa duda que plantean -¿Qué sentido tendría que Jesús venga por nosotros de nuevo en el arrebatamiento si ya estamos en un lugar en el cielo? – , pero es interesante como hasta una preposición y/o una coma hacen la diferencia en un versiculo, por ejemplo, no recuerdo la traducción que dice asi – De cierto te digo hoy, estarás conmigo en el paraíso- si ven simpelemente se omitio la -que- y la coma, y cambia todo el sentido del versículo, creo que son los adventistas, y dicen que ahí dice que Jesus le dijo ese dia al ladron que el estaría alguno dia con el, no necesariamente ese dia, ya que antes no existían las comas ni las preposiciones, no se que tan cierto sea esto, pero aun asi hay mas evidencia que demuestra que no nos quedamos dormidos como plantean los testigos y los adventistas, Dios les bendiga.

    • Correcto Jorge, ya hemos agregado al artículo la respuesta a ese argumento desesperado:

      Como último recurso para decir que dormimos y no vamos al paraíso algunos dicen que Lucas 23:43

      Lucas 23:43Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

      Está mal traducido y se debería traducir como:

      “Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy : que estarás conmigo en el paraíso”

      Es decir quitan la palabra “que” y ponen “:” antes del hoy para decir que Jesús no le dijo que hoy mismo estaría con Él en el paraíso, si no, que hoy le dijo que en un futuro cercano estaría en el paraíso, esto para tratar de sostener su postura de que dormimos al morir.

      Su argumento para hacer esto, es que dicen que en el hebreo no hay signos de puntuación por tanto ahí van dos puntos (si en el hebreo no hay signos de puntuación entonces de dónde sacaron que ahí por fuerza van dos puntos, no lo sabemos), sin embargo bajo este argumento podríamos poner comas, puntos y aparte, punto y seguido, dos puntos, en fin cualquier símbolo de puntuación donde nos plazca y dar a la Escritura nuevos significados como intentan hacer, pero entonces resolvamos esto de la siguiente manera, leamos el pasaje sin signos de puntuación tal y como en el hebreo y no importa, quitemos la palabra “que”, y veamos que nos da a entender el pasaje :

      “Entonces Jesús le dijo de cierto te digo hoy estarás conmigo en el paraíso”

      Se entiende exactamente lo mismo, ese día el ladrón estaría con Jesús en el paraíso, por más que quieran alterar la Escritura, de hecho una de las traducciones más antiguas encontradas el Codex Sinaiticus, con más de 1600 años de antigüedad, vemos que dice:

      “τη βαϲιλια ϲου κ(αι) ειπεν αυτω α μην λεγω ϲοι ϲη μερον μετ εμου εϲη εν τω παρα διϲω”

      Al traducirlo palabra por palabra al español es:

      Y él le dijo de cierto te digo el día de hoy estarás conmigo en el paraíso .

      Dios te bendiga

  2. Jorge Valverde dice:

    Excelente. Dios les bendiga.

    Saludos.

  3. Roxana dice:

    Buenas tardes, bendiciones.
    Una pregunta, si dicen en la conclusión “si no que están con todos SUS SENTIDOS en la presencia del Señor esperando el momento de resucitar en sus nuevos cuerpos y estar para siempre con el Señor.” Porque El salmo 146:4, añade: “Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; en ese mismo día perecen sus pensamientos”. Y en Eclesiastés 9: 5 dice “pero los muertos nada saben, ni tienen más recompensa. Su memoria cae en el olvido. 6 También perecen su amor, su odio y su envidia…”

    Espero su respuesta.

    Dios les bendiga.

    • Hola Roxana, leamos el pasaje de Salmo 146 un poco más en su contexto viendo versículos anteriores del mismo:

      Salmos 164:1-6: “Alaba, oh alma mía, a Jehová. 2 Alabaré a Jehová en mi vida; Cantaré salmos a mi Dios mientras viva. 3 No confiéis en los príncipes, Ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación. 4 Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; En ese mismo día perecen sus pensamientos. 5 Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob, Cuya esperanza está en Jehová su Dios, 6 El cual hizo los cielos y la tierra, El mar, y todo lo que en ellos hay; Que guarda verdad para siempre,”

      Lo que en este Salmos se nos enseña es en poner nuestra confianza en Dios y no en los hombres, porque Dios es el supremo creador, no debemos poner la confianza en el hombre porque al fin y al cabo los hombres mueren y cuando mueren su cuerpo va al polvo y sus almas ya no estarán aquí. Una persona que muere ya nada sabe del mundo, ya no está pensando en las preocupaciones diarias, ya no está pendiente de las cosas que lo presionaban diariamente, al estar su alma en el cielo ya nada sabe de lo que pasa en la tierra.

      Eclesiastes nos habla de lo mismo, ya el hombre deja su odio, amor, envidias, ya el alma no está pensando en todas las cosas que dejó en la tierra o lo que sucede acá si no que está en la presencia de Dios.

      En cambio Dios siempre estará con nosotros, por eso siempre debemos poner la confianza en Él no en los hombres.

      Dios te bendiga

  4. El cielo es un lugar real donde vive Dios. Está ubicado en una parte del universo que no sabemos, y Jesús viajará desde el cielo hasta esta tierra para buscarnos. Los muertos no van a ningún lugar sino que duermen hasta el día en que Dios los levante; ya sea para bien o para mal.

    • Gracias Modines, sin embargo, como estudiamos en el artículo, esto sería contrario a la Escritura, cómo explicas que Jesús habló con Moisés y Elías? Los despertó del polvo y luego los volvió a dormir? Cómo explicas la historia que el mismo Jesús cuenta donde el hombre rico habla con Abraham y junto Abraham estaba Lázaro quien también había muerto? Cómo explicas que Samuel vino a decirle lo que Dios le dijo a Saúl sobre que moriría al día siguiente? Si están dormidos en el polvo de la tierra cómo caminaron? cómo hablaron? Y más aún cómo el hombre rico sabía que tenía 5 hermanos y que andaban lejos del Señor?

      Pregunta: Leíste el artículo completo?

      • Josué dice:

        Disculpe Pero elias no murio, el fue trasladado al cielo y moises si murio . Pero jesus vino a buscarlo para resucitarlo . (Judas 1:9) la Biblia es muy Clara en cuanto lo que esta escrito. Aveses nosotros tratamos de interpretar la biblia a nuestra manera y nos segamos en la VERDAD del evangelio y tratamos, imaginamos y desimos cosas que NO estan escritas en la biblia.
        ( SOLO SUPONEMOS) y buscamos versiculos que apoyen nuestras ideas locas de interpretacion . Pidamos a JESUS es el unico que tiene las llaves de entendimiento . Gracias.

        • Hola gracias por el aporte, sin embargo como se lee en el artículo “Moisés ya había muerto y Elías había sido arrebatado vivo,”, no dijimos que Elías muriera, lo mismo ocurre con Enoc, que también fue arrebatado. Moisés sí murió.

          Por lo tanto no hay error en el artículo, pero gracias

  5. Delia dice:

    Buenos días,
    Hace poco perdí a mi Padre, él era creyente, y su estudio de la biblia sobre ese tema, me ha ayudado a comprender mejor donde se encuentra él ahora, le agradezco por ello.

    Solo dos preguntas que no lo tengo muy en claro,
    ¿El nos recordará?, pues según los versículos citados anteriormente (Salmos 146:1-6; y Eclesiastes 9:5) indicarían que no.

    De ser así, ¿estaría gozando de la misma presencia de nuestro Señor Jesucristo en completa paz, sin memoria de nosotros?

    Le agradezco de antemano su respuesta.

    • Hola Delia, gracias por tu comentario, sí lo reconocerás y él a tí, veámoslo en la Escritura, recordemos la historia contada por Jesús en la que el hombre rico y el hombre pobre (Lázaro) murieron y vemos como el hombre rico reconoce a Lázaro a quien conoció en vida y a Abraham a quien no conoció en vida y además el hombre rico tenía memoria de que tenía hermanos y no solo eso si no que recordaba que andaban lejos de Dios e incluso recordaba que eran 5:

      Lucas 16:22-31 “Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre,28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento.29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos.30 Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.”

      Allí tenemos un ejemplo de que tendremos memoria después de muertos, lo que si es cierto es que ya no sabremos lo que sucede en la tierra después de haber muerto, por eso los pasajes que citas hablan de que ya no tendremos pensamientos.

      Vimos también en el artículo como Jesús cuando se transfiguró habló con Moisés y Elías y como los discípulos que le acompañaban reconocieron a Moisés y Elías, cómo los reconocieron si nunca los conocieron en vida y en esa época no había registros fotográficos? Esto nos habla de que de alguna manera Dios permite que reconozcamos a las personas después de morir aunque ni siquiera las hayamos conocido en vida.

      Dios te bendiga

  6. Juan R dice:

    tremendo estudio gracias hno, pero tengo una duda o mas bien una pregunta las personas que mueren sin Cristo estan cayendo al infierno inmediatamente? y si es así serán juzgado en el juicio final y estarán en el infierno escuchando su sentencia?

    • Hola Juan, gracias por el apoyo, correcto los que mueren sin Cristo van al infierno, que es un lugar temporal de castigo, después ellos irán al Juicio de Trono Blanco, y después de ese juicio al Lago de Fuego al castigo eterno, junto al Diablo, el falso profeta y el anti-Cristo.

      Dios le bendiga

  7. Andres dice:

    muy bueno saludos

  8. yesika dice:

    gracias, Dios los bendiga, aclararon muchas dudas que tenia, gracias por ser instrumentos de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: