Cristianismo

La Santidad – ¿Qué dice la Biblia?

19 Abr , 2016  

sed-santos-porque-yo-soy-santo
En este artículo tocaremos el tema de la santidad y estudiaremos qué significa que un cristiano viva en santidad.

Primero veamos el tema en el Antiguo Testamento, veamos como nuestro Dios es santo:

Éxodo 15:11 “¿Quién como tú, oh Jehová, entre los dioses? ¿Quién como tú, magnífico en santidad, Terrible en maravillosas hazañas, hacedor de prodigios?”

Salmos 77:13Oh Dios, santo es tu camino; ¿Qué dios es grande como nuestro Dios?

Dios es santo y pide a Israel ser santos:

Levítico 11:45 “Porque yo soy Jehová, que os hago subir de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios: seréis, pues, santos, porque yo soy santo.”

Levítico 19:2 “Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios.”

Levítico 20:7 “Santificaos, pues, y sed santos, porque yo Jehová soy vuestro Dios.”

Dios pide a Israel ser santos porque Él los apartó de los pueblos para que fueran de Él:

Levítico 20:26 “Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos.”

Los que guardaban los mandamientos eran santos:

Números 15:40 “Para que os acordéis, y hagáis todos mis mandamientos, y seáis santos a vuestro Dios.”

Sabemos que Israel no pudo guardar la santidad y fue un pueblo rebelde para Dios:

Josué 24:19 “Entonces Josué dijo al pueblo: No podréis servir a Jehová, porque él es Dios santo, y Dios celoso; no sufrirá vuestras rebeliones y vuestros pecados.”

Dios guarda a los santos:

1 Samuel 2:9 “El guarda los pies de sus santos, Mas los impíos perecen en tinieblas; Porque nadie será fuerte por su propia fuerza.”

Los santos de Dios alaban su nombre:

Salmos 30:4Cantad a Jehová, vosotros sus santos, Y celebrad la memoria de su santidad.”

Los santos de Dios aman a Jehová, a los que son fieles:

Salmos 31:23Amad a Jehová, todos vosotros sus santos; A los fieles guarda Jehová, Y paga abundantemente al que procede con soberbia.

A los santos se les manda a temer a Jehová para que nada les falte:

Salmos 34:9Temed a Jehová, vosotros sus santos, Pues nada falta a los que le temen.

Jehová ama la rectitud y no desampara a sus santos y los guarda para siempre:

Salmos 37:28Porque Jehová ama la rectitud, Y no desampara a sus santos. Para siempre serán guardados; Mas la descendencia de los impíos será destruida.

Pudimos ver que en el Antiguo Testamento se le llamó a Israel a ser santos, para que Dios los guardara, se les mandó a ser fieles y guardar sus mandamientos. Vimos que Dios guarda a los santos para siempre. Finalmente nuestro Dios es santo y por eso nos llama a ser santos.

Si consideras que solamente son santos los que el Vaticano dice que son santos después de muertos te invitamos a leer el siguiente artículo: Canonización de Santos – ¿Qué dice la Biblia? De igual manera si le haces oraciones a personas muertas declarados santos por el Vaticano te invitamos a leer este artículo: ¿Oraciones a los santos? ¿Qué dice la Biblia?

Muy bien ahora veamos el tema en el Nuevo Testamento:

Lucas cita la profecía de Zacarías cuando este dijo lleno del Espíritu Santo:

Lucas 1:75En santidad y en justicia delante de él, todos nuestros días.”

Debemos vivir en santidad y en justicia todos nuestros días, Pablo nos insta a perfeccionarnos en santidad en el temor de Dios:

2 Corintios 7:1 “Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.”

Y a vestirnos del nuevo hombre:

Efesios 4:24 “y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.”

1 Tesalonicenses 3:11-13 “Mas el mismo Dios y Padre nuestro, y nuestro Señor Jesucristo, dirija nuestro camino a vosotros. 12 Y el Señor os haga crecer y abundar en amor unos para con otros y para con todos, como también lo hacemos nosotros para con vosotros, 13 para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.”

Pablo escribe que el Señor los haga crecer y abundar en amor para ser irreprensibles en santidad delante de Dios, recordemos que en el Antiguo Testamento eran santos los que guardaban los mandamientos, ahora veamos como Jesús resume toda la ley precisamente en el amor:

Mateo 22:37-40 “Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

Hebreos 12:14” Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.”

la-santidad

La santidad también comprende la fidelidad en el matrimonio sin cometer adulterio:

1 Tesalonicenses 4:4 “que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor;”

Pedro explica muy bien lo que es la santidad:

1 Pedro 1:13-23 “Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; 14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; 15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. 17 Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación; 18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, 20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, 21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios. 22 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; 23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.”

La Escritura, la Palabra de Dios, que se encuentra en la Biblia, fue revelada por el Espíritu Santo a los santos hombres de Dios:

1 Pedro 1:21 “porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

Judas 1:3Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.

El Nuevo Testamento también confirma que nuestro Dios es santo:

Apocalipsis 4:8 “Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.”

La paciencia de los santos está en guardar los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

Apocalipsis 14:12 “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”

Es bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección:

Apocalipsis 20:6Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.”

Conclusión

Hemos visto como nuestro Dios es santo y por eso nos pide ser santos, santidad implica amar a Dios, amar a nuestro prójimo, guardar su Palabra, ser justos, obedientes, con temor de Dios.

Vemos que también hay una promesa para los que viven en santidad y es que Dios los guarda para siempre y nada les falta a los que le temen, no así los que viven de manera impía.

Finalmente hay un mensaje claro tanto para los que deciden buscar la santidad y es que cada día se santifique más:

Apocalipsis 22:11-17 “El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía. 12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. 13 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último. 14 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. 15 Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira. 16 Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. 17 Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.

Toda persona que ha nacido de nuevo y cree reconociendo a Jesús como su único Señor y Salvador debe dejar su pasada forma de vivir y buscar la santidad:

Efesios 4:22-24En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente,24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Por medio de su muerte Cristo nos ha reconciliado para presentarnos santos y sin mancha delante de Él, debemos permanecer firmes en la fe sin movernos de la esperanza del Evangelio:

Colosenses 1:21-23Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado 22 en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; 23 si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro.

¿Aún no naces de nuevo? Te invitamos a leer esto: La Salvación

Esperamos que este artículo sea de edificación.

Si lo desea, puede descargar nuestra aplicación para celulares y tabletas Play-Store-iconANDROID, que es totalmente gratis, para leer, descargar, compartir o escuchar los audios de nuestros Artículos aquí:

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.miespadaeslabiblia

MiEspadaEsLaBiblia-Google-Play-Store-2
articulos-miespadaeslabiblia-app menu-miespadaeslabiblia-app

, , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: