Cristianismo

¿Invocar la sangre de Cristo? – ¿Qué dice la Biblia?

15 May , 2015  

sangre-Jesucristo

En este artículo veremos qué dice la Biblia acerca de la sangre de Cristo, veremos las referencias que aparecen y luego analizaremos de acuerdo a lo que dice la Biblia, si es bíblico o no invocar la sangre de Cristo, por ejemplo para que nos proteja.

Primero veamos cómo en el Antiguo Testamento el pueblo de Israel tenía que hacer sacrificios de animales para pedir por el perdón de sus pecados, tanto del sacerdote como del pueblo:

Levítico 4:1-3 “Habló Jehová a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos de Jehová sobre cosas que no se han de hacer, e hiciere alguna de ellas; si el sacerdote ungido pecare según el pecado del pueblo, ofrecerá a Jehová, por su pecado que habrá cometido, un becerro sin defecto para expiación.”

Levítico 7:7 “Como el sacrificio por el pecado, así es el sacrificio por la culpa; una misma ley tendrán; será del sacerdote que hiciere la expiación con ella.”

Levítico 14:13 “Y degollará el cordero en el lugar donde se degüella el sacrificio por el pecado y el holocausto, en el lugar del santuario; porque como la víctima por el pecado, así también la víctima por la culpa es del sacerdote; es cosa muy sagrada.”

Ahora que tenemos claro que en el Antiguo Testamento el sacerdote derramaba la sangre de animales sin defectos para pedir por el perdón de pecados, pasemos al Nuevo Testamento.

En el Nuevo Testamento nuestro Sumo Sacerdote es Jesús:

Hebreos 7:26 “Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; 27 que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo UNA VEZ PARA SIEMPRE, ofreciéndose a sí mismo. 28 Porque la ley constituye sumos sacerdotes a débiles hombres; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, al Hijo, hecho perfecto para siempre. ”

Es bastante claro Jesús es nuestro sumo sacerdote, que no ofreció la vida de animales si no que dio su propia vida, no tiene necesidad de ofrecerse en sacrificio cada día como se hacía con los animales, sino que lo hizo una vez y para siempre. Precisamente mediante su vida se nos dio el Nuevo Pacto.
Hagamos un paréntesis acá, la iglesia Católica Romana enseña la doctrina de la transubstanciación en la eucaristía, la cual indica que en cada eucaristía Cristo vuelve a ser crucificado y a derramar su sangre, si crees esto, te invitamos a leer este artículo titulado: ¿La Eucaristía es Bíblica? ¿Qué dice la Biblia? aquí

¿Por qué Jesús tenía que morir y derramar hasta la última gota de su sangre? Porque sin sangre no hay Pacto:

Hebreos 9:11-16 “Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, 12 y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención. 13 Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, 14 ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? 15 Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna. 16 Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador.


Hebreos 9:17-22
“Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive. 18 De donde ni aun el primer pacto fue instituido sin sangre. 19 Porque habiendo anunciado Moisés todos los mandamientos de la ley a todo el pueblo, tomó la sangre de los becerros y de los machos cabríos, con agua, lana escarlata e hisopo, y roció el mismo libro y también a todo el pueblo, 20 diciendo: Esta es la sangre del pacto que Dios os ha mandado. 21 Y además de esto, roció también con la sangre el tabernáculo y todos los vasos del ministerio. 22 Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión.“

Por eso fue que Jesús tuvo que morir para darnos el nuevo pacto y la remisión de nuestros pecados y reiteramos que eso lo tuvo que hacer una única vez, no como lo tenía que hacer el pueblo de Israel:

Hebreos 9:25-26y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. 26 De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado.

Muy bien ahora tenemos bien claro que Jesús tuvo que morir para hacer vigente el Nuevo Pacto, así como en el Antiguo Pacto se roció la sangre sobre el pueblo, así la sangre de Cristo nos lavó de todo pecado.

1 Pedro 1:2 “elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.”

Es clarísimo por qué Jesús tuvo que derramar su sangre para pagar por nuestros pecados. Ahora veamos la confirmación de esto mediante varios pasajes

Juan 1:29 “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

El Cordero es el que quita el pecado del mundo, en la conmemoración de la cena del Señor que practicamos bebemos recordando la sangre de Cristo derramada en aquella cruz:

1 Corintios 10: 14-22 “Por tanto, amados míos, huid de la idolatría. 15 Como a sensatos os hablo; juzgad vosotros lo que digo. 16 La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo? 17 Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan. 18 Mirad a Israel según la carne; los que comen de los sacrificios, ¿no son partícipes del altar? 19 ¿Qué digo, pues? ¿Que el ídolo es algo, o que sea algo lo que se sacrifica a los ídolos? 20 Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. 21 No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios. 22 ¿O provocaremos a celos al Señor? ¿Somos más fuertes que él?

Mediante el derramamiento de la sangre de Cristo, Jesús nos hizo cercanos a Él:

Efesios 2:13 “Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.”

Fuimos recatados cuando Jesús derramó su sangre al pagar por nuestros pecados:

1 Pedro 1:18-21 “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, 20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, 21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios. ”

Confirmamos que la sangre de Cristo nos limpia de todo pecado:

1 Juan 1:7 “pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

Tenemos libertad para entrar al lugar santísimo gracias a la sangre derramada por nuestro Señor Jesucristo en la cruz:

Hebreos 10:19-21 “Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, 21 y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios

Se confirma que mediante el derramamiento de la sangre se confirmó el pacto eterno:

Hebreos 13:20-21 “Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, 21 os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén

Finalmente se nos confirma que Jesús nos limpió de nuestros pecados con su sangre:

Apocalipsis 1:5 “y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,”

Es bastante claro lo que dice la Escritura sobre la sangre de Cristo la cual fue derramada para remisión de pecados y la confirmación del nuevo Pacto.

Ahora vamos a la pregunta inicial: ¿Es bíblico o no invocar la sangre de Cristo, por ejemplo para que nos proteja? Nuestra respuesta es NO.

¿Por qué? Porque en ningún momento en la Biblia Jesús o sus discípulos enseñaron a invocar la sangre de Cristo, que como vimos fue derramada para limpiarnos de pecados y confirmar el Nuevo Pacto (Testamento), no hay un solo pasaje que enseñe sobre eso, nunca nadie en la Escritura invocó a la sangre de Cristo para que lo protegiera o para reprender.

Sabemos muy bien, que esto está arraigado en muchos cristianos, hemos también escuchado a amigos católicos invocar la sangre de Cristo, pero porque algo esté arraigado no significa que sea bíblico, como pudimos estudiar las menciones en la Escritura de la sangre de Cristo, nunca habla de invocarla para ser protegido o para reprender.

Conclusión

Esperamos que este artículo sea de edificación, sabemos que puede ser un tema difícil de aceptar, por lo que mencionamos antes, lo arraigado que está en los cristianos, sin embargo con la Biblia no se puede justificar esta doctrina.

No invoquemos a la sangre de Cristo, invoquemos al que dio su sangre para pagar por nuestros pecados, invoquemos el nombre de Jesús que eso SÍ es bíblico:

Colosenses 3:17 “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.”

Filipenses 2:10para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;

1 Corintios 6:11 “Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.”

Hechos 4:30 “mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús.

Marcos 9:39 “Pero Jesús dijo: No se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre, que luego pueda decir mal de mí.

Hechos 16:18 “Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.”

Dios te bendiga

Si lo desea, puede descargar nuestra aplicación disponible para celulares y tabletas ANDROID Play-Store-icon o IOS Play-Store-icon, sin costo alguno, podrá leer, descargar en PDF, compartir o escuchar los audios de nuestros Artículos, además de poder marcar sus artículos favoritos:

IOS:

https://itunes.apple.com/cr/app/miespadaeslabiblia/id1315502842?mt=8

MiEspadaEsLaBiblia-App-Store ANDROID:

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.miespadaeslabiblia

MiEspadaEsLaBiblia-Google-Play-Store

, ,


14 Respuestas

  1. Nancy Lopez dice:

    Muy bien sustentado y sí, es triste ver que se invoca la sangre de Cristo como una especie de amuleto para librarnos de mal. Esto se hace ya de manera natural en muchos cristianos y es justamente por el desconocimiento de la Palabra. Bendiciones

  2. liliana castro dice:

    yo le dije a una amiga que va al g12 que si era la voluntad de Dios que a mi me viniera enfermedad yo aceptaria eso, pues El es soberano y me dijo que entonces que con la sangre de cristo, que yo no deberia aceptar ninguna enfermedad por los siete derramientos de sangre, le dije que en la palabra no habia ninguna parte en donde hablara de eso, esta cerrada.

    • Correcto, es el G12 metido en las iglesias, debemos siempre aceptar la soberana voluntad del Padre, bien lo enseño Jesús: “Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo”, el mismo Jesús le dijo al Padre que si era SU voluntad que pasara la copa de él (es decir que no fuera crucificado) y aún así la respuesta del Padre fue NO y fue crucificado y Jesús lo aceptó.

      Dios te bendiga

  3. Michael dice:

    Amado hno…le saludo en la paz del Señor.
    Con gozo en mi corazón por abordar temas importantes para el crecimiento de un cristiano.
    Existen en la biblias muchas palabras y frases que no se condicen con sus comentarios.
    Esto lo digo con humildad y en el amor del Señor, entendiendo que nuestras palabras o el uso de ellas no deben surgir de la emocionalidad del momento, sino sustentarlas biblicamente en los diversos versos que contienen dicho tesoro.
    Hago referencia pues a palabras como…”por sus llagas fuimos curados.., la gracia de Dios en mi….su fé le ha salvado….entre muchas otras… que pudieramos ocupar conforme a la multiforme manera de actuar en Cristo Jesús.
    Vive Dios, que me alegra leer sus comentarios y el de mis amados hnos en la fé, pero sin perjuicio de esto, Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil ….. para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia…
    Amado, no es tener la biblia abierta en el Salmo 91 y pensar que con eso se nos espantan los malos espíritus…Creemos en aquel que inspiró este libro santo y utilizaremos conforme a la necesidad las palabras necesarias, sabiendo que el que hace la obra y quien murió por nosotros, que es nuestro Señor y Salvador, es Jesús.
    Me despido en la paz del Señor y con el respeto que ud., me merece….Shalom

    • Gracias Michael por tu comentario, Dios te bendiga. Michael de todo lo que escribiste no entendímos qué es lo que dices que comentamos que no está acorde a la Biblia, podrías explicarnos mejor por favor, gracias, recuerda el tema es: Si debemos o no invocar la sangre de Cristo, como si la invocación de su sangre nos protegiera de algo, nos podrías pasar pasajes donde la Escritura enseña a invocar la sangre de Cristo para protección?

      Saludos

    • dulce dice:

      necesitas mucho dicerdimiento.
      estas mal y debes aprender a leer…
      y sobretodo cuando lees debes entender lo q lees.
      aqui el tema esta muy claro y es LA SANGRE DE CRISTO ES BUENO CLAMARLA O NO? BIBLICAMENTE !!!!
      EN Q PARTE DE LA BIBLIA DICE Q SE DEBE CLAMAR LA SANGRE DE JESUS?…..

      ESTE MENSAJE ESTA MUY CLARO. Y NOS AYDA A SEGUIR CRECIENDO COMO CRISTIANOS.

  4. Franco dice:

    Amado Hno. Es importante como seguidores de Nuestro Amado Señor Jesucristo estar siempre vigilantes de nuestro proceder y hacer, gracias porque es verdad miramos como la Iglesia de Cristo esta siendo invadida por doctrinas hechas por el hombre para acomodarlas a su conveniencia y tratar de confundirnos, es nuestra resposabilidad permitir que la Palabra de Dios sea nuestra verdadera guia, hacerla parte nuestra en todo momento, en relación al tema la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo es el precio pagado para que seamos redimidos de nuestros pecados y sellados para Salvación, comparto Dios es nuestra bandera y refugio no existe otra protección sino solo Dios fuera de Él no hay mas.

  5. Diego Padilla dice:

    Yo sabía sin leer la biblia que eso no era verdad es más lo sentía en mi corazón cada que oía y oigo eso de cubro esto o aquello con la sangre de Cristo me saca de onda sobretodo porque lo dicen líderes y pastores y la verdad como no estoy instruido en la palabra no digo nada para no entrar en controversia de hecho al leer el artículo ví que tenía una tendencia hacia confirmarlo pero cuando de dicen “que su respuesta es NO” con un no con mayúscula mi corazón descansó. Muchas gracias por el aporte, Dios los bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: