Cristianismo,Falsas Doctrinas

¿Cobrar por milagros? – ¿Qué dice la Biblia?

13 Abr , 2015  

cobrar-por-milagros

En este artículo analizaremos si una persona está autorizada a cobrar por un milagro realizado por Dios a través de ella.

Para empezar vamos a tomar un momento para leer la historia de Eliseo y Naamán:

2 Reyes 5:3-19 “Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su lepra. Entrando Naamán a su señor, le relató diciendo: Así y así ha dicho una muchacha que es de la tierra de Israel. Y le dijo el rey de Siria: Anda, ve, y yo enviaré cartas al rey de Israel. Salió, pues, él, llevando consigo diez talentos de plata, y seis mil piezas de oro, y diez mudas de vestidos. Tomó también cartas para el rey de Israel, que decían así: Cuando lleguen a ti estas cartas, sabe por ellas que yo envío a ti mi siervo Naamán, para que lo sanes de su lepra. Luego que el rey de Israel leyó las cartas, rasgó sus vestidos, y dijo: ¿Soy yo Dios, que mate y dé vida, para que éste envíe a mí a que sane un hombre de su lepra? Considerad ahora, y ved cómo busca ocasión contra mí. Cuando Eliseo el varón de Dios oyó que el rey de Israel había rasgado sus vestidos, envió a decir al rey: ¿Por qué has rasgado tus vestidos? Venga ahora a mí, y sabrá que hay profeta en Israel. Y vino Naamán con sus caballos y con su carro, y se paró a las puertas de la casa de Eliseo. 10 Entonces Eliseo le envió un mensajero, diciendo: Ve y lávate siete veces en el Jordán, y tu carne se te restaurará, y serás limpio. 11 Y Naamán se fue enojado, diciendo: He aquí yo decía para mí: Saldrá él luego, y estando en pie invocará el nombre de Jehová su Dios, y alzará su mano y tocará el lugar, y sanará la lepra. 12 Abana y Farfar, ríos de Damasco, ¿no son mejores que todas las aguas de Israel? Si me lavare en ellos, ¿no seré también limpio? Y se volvió, y se fue enojado. 13 Mas sus criados se le acercaron y le hablaron diciendo: Padre mío, si el profeta te mandara alguna gran cosa, ¿no la harías? ¿Cuánto más, diciéndote: Lávate, y serás limpio? 14 El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio. 15 Y volvió al varón de Dios, él y toda su compañía, y se puso delante de él, y dijo: He aquí ahora conozco que no hay Dios en toda la tierra, sino en Israel. Te ruego que recibas algún presente de tu siervo. 16 Mas él dijo: Vive Jehová, en cuya presencia estoy, que no lo aceptaré. Y le instaba que aceptara alguna cosa, pero él no quiso. 17 Entonces Naamán dijo: Te ruego, pues, ¿de esta tierra no se dará a tu siervo la carga de un par de mulas? Porque de aquí en adelante tu siervo no sacrificará holocausto ni ofrecerá sacrificio a otros dioses, sino a Jehová. 18 En esto perdone Jehová a tu siervo: que cuando mi señor el rey entrare en el templo de Rimón para adorar en él, y se apoyare sobre mi brazo, si yo también me inclinare en el templo de Rimón; cuando haga tal, Jehová perdone en esto a tu siervo. 19 Y él le dijo: Ve en paz. Se fue, pues, y caminó como media legua de tierra.” naaman-eliseo-milagro

Muy bien, hasta este punto de la historia todo muy bien, Naamán estaba enfermo de lepra, y Dios a través de Eliseo lo sanó. Leímos claramente que Naamán insistía en darle algo a Eliseo por el milagro pero él contundentemente le dijo que NO, “Vive Jehová, en cuya presencia estoy, que no lo aceptaré

Ahora veamos lo que pasó después, Giezi el criado de Eliseo que vio todo lo que sucedió hizo algo que Eliseo no quizo hacer:

2 Reyes 5:20-27 “Entonces Giezi, criado de Eliseo el varón de Dios, dijo entre sí: He aquí mi señor estorbó a este sirio Naamán, no tomando de su mano las cosas que había traído. Vive Jehová, que correré yo tras él y tomaré de él alguna cosa. 21 Y siguió Giezi a Naamán; y cuando vio Naamán que venía corriendo tras él, se bajó del carro para recibirle, y dijo: ¿Va todo bien? 22 Y él dijo: Bien. Mi señor me envía a decirte: He aquí vinieron a mí en esta hora del monte de Efraín dos jóvenes de los hijos de los profetas; te ruego que les des un talento de plata, y dos vestidos nuevos. 23 Dijo Naamán: Te ruego que tomes dos talentos. Y le insistió, y ató dos talentos de plata en dos bolsas, y dos vestidos nuevos, y lo puso todo a cuestas a dos de sus criados para que lo llevasen delante de él. 24 Y así que llegó a un lugar secreto, él lo tomó de mano de ellos, y lo guardó en la casa; luego mandó a los hombres que se fuesen. 25 Y él entró, y se puso delante de su señor. Y Eliseo le dijo: ¿De dónde vienes, Giezi? Y él dijo: Tu siervo no ha ido a ninguna parte. 26 El entonces le dijo: ¿No estaba también allí mi corazón, cuando el hombre volvió de su carro a recibirte? ¿Es tiempo de tomar plata, y de tomar vestidos, olivares, viñas, ovejas, bueyes, siervos y siervas? 27 Por tanto, la lepra de Naamán se te pegará a ti y a tu descendencia para siempre. Y salió de delante de él leproso, blanco como la nieve. ”

Geizi_Naaman_Eliseo

Geizi en su avaricia se fue detrás de Naamán para tomar dinero y bienes por el milagro que se había realizado y al final terminó con la lepra que le había sido quitada a Naamán.

¿Vas a cobrar cuando Dios realice un milagro a través de ti? ¿Vas a hacer lo que hizo Geizi?

Este pasaje es bastante claro y contundente, ni se te ocurra cobrar por un milagro que Dios hizo a través de ti. Aun así veremos más, ¿Acaso el mismo Jesús no dijo que por esto no se cobraba? La respuesta es sí Él lo dijo:

Mateo 10:8 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”.

Es claro Jesús, sanar enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios, todo esto de gracia, no cobrando.

Pedro obedeció esta indicación de Jesús cuando alguien era sanado por Dios por medio de él:

Hechos 3:6Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.

Los apóstoles no cobraban por milagros, de lo contrario se habrían vuelto ricos de todos los milagros que Dios hizo por medio de ellos. Jesús tampoco cobró por sanar enfermos, expulsar demonios ni resucitad muertos.

Hay gente tan amante del dinero que cuenta la Escritura que intentaron comprar el poder de los discípulos:

Hechos 8:18-22  Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, 19 diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. 20 Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. 21 No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. 22 Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizá te sea perdonado el pensamiento de tu corazón;

Hay muchos que en nuestros días cobran por los milagros, si fuera bíblico cobrar por milagros entonces el favor de Dios sólo estaría con los que tienen dinero y pagar por el milagro, implicaría esto que alguien sin dinero no podría recibir milagros.

En este punto tal vez digas, si pero tienen que entender que hay que pagar por un lugar para reunir las personas, por ejemplo, además se debe pagar el agua y la luz del lugar del evento etc. y por eso se debe cobrar para el evento de sanación.

La pregunta que te haríamos a esa afirmación es: ¿Cómo hacían los apóstoles entonces, que nunca cobraron por sanar a alguien? La respuesta es que ellos se manejaban por ofrendas de los hermanos, ellos nunca trasladaron el costo a las personas que eran sanadas porque si se traslada a ellos, entonces muchos mendigos no habrían podido ser sanados ya que no tenían dinero y estaríamos cayendo en el terrible error de hacer acepción de personas.

Santiago 2:9 “pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como
transgresores.”

La segunda pregunta que te haríamos a tu afirmación es: ¿Sinceramente sólo se cobra para los gastos básicos de del lugar y agua y luz, o se cobra para pagar también, en muchos casos, los lujos que el predicador pide por ir? ¿Para pagar sus vuelos de primera clase, sus guardaespaldas, su limosina, su alimentación especial? Nosotros al menos conocemos de muchísimos de estos casos.

Conclusión

Es bastante contundente lo que dice la Escritura, no se debe cobrar por realizar milagros.

Otro punto con el que queremos cerrar es que no todos los que Dios utiliza para realizar milagros son de Dios:

Mateo 7:22-23 “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Muchos dirán en tu nombre hicimos milagros, pero el Señor les dirá NUNCA os conocí hacedores de maldad.

Dios te bendiga

Si lo desea, puede descargar nuestra aplicación para celulares y tabletas Play-Store-iconANDROID, que es totalmente gratis, para leer, descargar, compartir o escuchar los audios de nuestros Artículos aquí:

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.miespadaeslabiblia

MiEspadaEsLaBiblia-Google-Play-Store-2
articulos-miespadaeslabiblia-app menu-miespadaeslabiblia-app

,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: